Brian Childs es el jefe de varias secciones de la web Asylum. Esta vez nos sorprende con su descubrimiento sobre la relación entre la ingesta de whisky escocés y la práctica del curling. Ambas se siguen simultaneando desde hace muchos años.
Denominada por algunos “el hueco hermoso de la amplia bahía”, la destilería de Laphroaig, que fue inaugurada en 1815, exportó legalmente su whisky a Estados Unidos durante los años de la ley seca gracias a su que era catalogado como “bebida medicinal” gracias a, dicen, su gran pureza.




Leave a Reply

*